Mar08202019

Last update08:14:18 AM

Julia del Río Sena: exhibición de arte de Wanda Torres en París

  • PDF

Es el año 2014 y Julia de Burgos entra serena y asertiva en una galería parisina. Quizás, por sus viajes, Julia se soñó alguna vez en París, pero no fue hasta que tocó la esencia misma del alma de Wanda Torres, que logró materializarse en este lugar a través de la obra de esta puertorriqueña radicada en la gran urbe europea.

Torres llega a París en el año 2000 becada por la fundación Alfonso Arana. Catorce años más tarde, retoma la lectura de Julia de Burgos, ya desde el enmarque de una existencia que ha experimentado en sus entrañas las vivencias de la poeta. Con maestría e irreverente convicción, toma modelos parisienses y desata la fuerza de una Julia reinventada por su genio en las figuras de féminas que caminan cotidianamente por la calles de la ciudad. En el canvas de Torres, se mezclan el acrílico con las batallas de Julia, y se aúnan, como una multitud en busca de una reinventada Bastilla, mujeres que modelan los retos y dualidades de un nuevo siglo.

“Esta exposición es un homenaje muy personal a Julia de Burgos. En ella no se ven solo retratos de la poetisa sino caras de mujeres de diferentes países y razas que representan elementos de la obra de Julia. Ellas son mujeres que han vivido lejos de su tierra, hablando otros idiomas y sobreviviendo el mal de amores. Son ellas sensibles a la naturaleza, al arte y la poesía y luchan por vivir sus vidas a su manera, no como otros quisieran", comentó la artista.

En la exposición Femme ou rêve (Mujer o sueño) presentada en el Espace A.C.I.,figuran, entre otras, las piezas Pentacromie, La dualitu y L’oiseau de la colección que se estrenó en diciembre de 2014 con motivo de la celebración del Centenario de Julia de Burgos. Cada pieza presentada fue debidamente acompañada por un poema de Julia, traducido por una profesora francesa especialista en traducciones poéticas y la exhibición culminó con un encuentro entre poetas. Julia cautivó al público francés que recibió con beneplácito y admiración la obra de nuestra aclamada poeta internacional. “La propuesta se acerca a la técnica clásica y el público percibió la sinceridad de la obra. Entendieron sin dificultad las diversas caras de Julia. Julia intrigó y sentí que una de las visiones se estaba cumpliendo: presentar a Julia en Francia”, resaltó Torres, quien afirma sentirse un poco “Julia” debido a la profundidad y humanidad de la poesía de esta carolinense que ha rebasado con su verso los límites de tiempo y espacio.

Wanda Torres confía en su intuición a la hora de entregarse al proceso creativo. Aun cuando reconoce la gran influencia en su obra de maestros tales como Leonardo da Vinci, Caravaggio y Vermeer y de mujeres del calibre de Leonor Fini, Leonora Carrington y Remedios Varo, esta destacada pintora confiesa que encontró la libertad en su obra cuando transgredió las normas impuestas por la academia. “Trabajar con la intuición vino por experimentación; empecé siguiendo los esquemas y cuando vi que no me funcionaba me moví a nuevos horizontes. Entendí con el tiempo que la intelectualización no me funcionaba. La parte mental puede obstaculizar el proceso intuitivo. No juzgo; siento y entonces creo”, sentenció con seguridad la mujer que llevó a Julia de Burgos del Río Grande de Loíza al Río Sena.


Fotos suministradas por la artista Wanda Torres.