Jue11212019

Last update01:30:50 PM

Regresan las acusaciones federales, edición 2020

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Desde las elecciones de 1984, el gobierno federal por vía de la oficina de fiscalía federal para Puerto Rico, viene interviniendo sistemáticamente en las elecciones generales del año en que se celebren. Una forma, también sistemática de intervenir, es culminar las investigaciones que estén en curso contra funcionarios o asociados a la administración del gobierno central de turno, y radicarles acusaciones en el año previo o en el año de las elecciones. El resto, ya usted lo conoce: desde el el año 1996, cada cuatro años Puerto Rico ha tenido un gobernador o gobernadora distinto en la administración del país.

Desde agosto del 2018, el gobierno federal por vía del presidente de los EE.UU., Donald Trump, ha estado interviniendo en la isla, por vía de sus ataques continuos por vía de mensajes de tweets, en los cuales alega que los gobernantes en la isla son corruptos. Estas intervenciones, por lo menos entre ocasiones en particular, algunas de ellas por períodos prolongados, establecen en todo momento algún tipo de mensaje de que el gobierno federal está investigando o vigilando a los locales.

Durante el curso de esta semana, el gobierno federal ha anunciado varias investigaciones, y de repente, todo gira en torno al gobierno central, y varios pasados o presentes secretarios de gobernación. También han hecho alegaciones sobre algunos contratistas de gobierno que están siendo investigados.

Todo indica que en el 2020 tendremos cambio de gobierno. Salvo Sila María Calderón en las elecciones del 2004 que se retiró de la contienda política, todos los demás gobernantes desde el 1996, en el año de elecciones si fueron investigados, perdieron las elecciones. Nada indica que el futuro sea distinto. Es una consecuencia del colonialismo. Ellos intervienen para tener gobiernos de cuatro años. Pensemos.