Nota: Este artículo de fondo sobre la revolución egipcia es de seis partes, escrito por nuestro corresponsal en el Medio Oriente, Ricardo Izabá. Esperamos que lo disfruten, compartan y comenten.  (Tercera Parte)

Un nuevo parlamento juramentó dos días antes a que se celebrara el primer aniversario de la revolución el 25 de enero de 2012. Durante las elecciones, las calles estuvieron tranquilas y todo concurrió en un ambiente de relativa normalidad, al menos a la egipcia. Por más que se informó que no debía haber propaganda política a la hora de votar, pasar por una escuela donde se votaba era como caminar por el mercado en pleno apogeo con puestos de diversos partidos. Pero más allá de eso no se encontraron irregularidades mayores como para descalificar el proceso.

Leer más...

Nueva Delhi, 2 jun (PL) En sendas fructuosas visitas a la India y Pakistán esta semana, el canciller iraní, Ali Akbar Salehi, recibió de los líderes de esos países garantías de que los nexos bilaterales seguirán en ascenso pese a las presiones de Occidente.

Leer más...

Kuwait, 30 may (PL) El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, inició hoy una visita de dos días a Kuwait con el propósito de estrechar la cooperación bilateral e impulsar proyectos económicos, sociales y culturales.

Leer más...

La Paz, (PL) El presidente boliviano, Evo Morales, abogó hoy por la unidad de los países de América Latina, al inaugurar la Cumbre Social paralela a la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Tiquipaya, departamento de Cochabamba.

Leer más...

Junta Militar de Gobierno: De Estación Subterránea a Estación Central

Nota: Este artículo de fondo sobre la revolución egipcia es de seis partes, escrito por nuestro corresponsal en el Medio Oriente, Ricardo Izabá. Esperamos que lo disfruten, compartan y comenten.

Cuando la Plaza Tahrir comenzó a abarrotarse de gente a fines de enero de 2011, Mubarak lanzó a la policía contra las manifestaciones pacíficas y luego infiltró agentes vestidos de civiles para causar disturbios. Esto dejó un resultado de sobre 800 muertes en todo el país en un período de 18 días.

Leer más...

Según nuevos datos publicados por la OIT, hoy en día tres de cada 1.000 personas en el mundo están en trabajo forzoso. Cerca de 21 millones de personas son víctimas de trabajo forzoso en todo el mundo, atrapadas en empleos que les han sido impuestos por medio de la coacción o del engaño y que no pueden abandonar, según un nuevo informe de la OIT.

La región de Asia y el Pacífico representa el número más alto de trabajadores forzosos en el mundo- 11,7 millones (56 por ciento) del total general, seguida por África, con 3,7 millones (18 por ciento), y América Latina, con 1,8 millones de víctimas (9 por ciento).

Víctimas de trabajo forzoso por región

“Hemos recorrido un largo camino en el curso de los últimos siete años, desde cuando presentamos las primeras estimaciones sobre el número de personas en trabajo o servicios forzosos en el mundo. También hemos progresado en asegurar que la mayoría de los países tengan una legislación que penalice el trabajo forzoso, la trata de seres humanos y las prácticas similares a la esclavitud”, declaró Beate Andrees, Directora del Programa Especial de Acción para Combatir el Trabajo Forzoso de la OIT.

Trabajo forzoso en cifras

¾    3 de cada 1000 personas en todo el mundo están en trabajo forzoso.

¾    18,7 millones de trabajadores (90 por ciento) son explotados en la economía privada, por individuos o empresas. De este número, 4,5 millones (22 por ciento) son víctimas de explotación con fines sexuales y 14,2 millones (68 por ciento) son víctimas de explotación con fines laborales en actividades económicas como la agricultura, la construcción, el trabajo doméstico o la industria manufacturera.

¾    2,2 millones (10 por ciento) realizan trabajo forzoso impuesto por el Estado, por ejemplo en las cárceles, o por ejércitos nacionales o fuerzas armadas rebeldes.

¾    5,5 millones (26 por ciento) tienen menos de 18 años.

La tasa de prevalencia o número de víctimas por mil habitantes es más alta en Europa Central y Sudoriental y Comunidad de Estados Independientes, con 4,2 por 1.000, y en África, con 4,0 por 1.000 habitantes respectivamente. Es más baja en las economías desarrolladas y en la Unión Europea, con 1,5 por 1.000 habitantes.  La prevalencia relativamente alta en Europa Central y Sudoriental y Comunidad de Estados Independientes puede ser explicada por el hecho de que la población es mucho menos numerosa que, por ejemplo, en Asia y, al mismo tiempo, las denuncias de trata con fines laborales o de explotación sexual y de trabajo forzoso impuesto por el Estado son numerosas en la región.

En las economías desarrolladas y en la Unión Europea hay 1,5 millones (7 por ciento) de trabajadores forzosos. Los países de Europa Central, Europa Sudoriental y la Comunidad de Estados Independientes se registran 1,6 millones (7 por ciento) de personas.

En el Oriente Medio, el número de víctimas se estima en 600.000 (3 por ciento).

Hay 9,1 millones de víctimas (44 por ciento del total) que se han desplazado, ya sea dentro de sus respectivos países o hacia el exterior. La mayoría, 11,8 millones (56 por ciento), están sometidas a trabajo forzoso en sus países de origen o residencia. Los desplazamientos transfronterizos están estrechamente vinculados con la explotación con fines sexuales.

Andrees afirmó que, a partir de ahora, la atención debería dirigirse hacia una mejor identificación y persecución del trabajo forzoso y de los delitos relacionados como la trata de seres humanos.  “Aún es complicado tener éxito en un proceso judicial contra individuos que ocasionan tal sufrimiento a tantas personas. Esto debe cambiar. Debemos garantizar que el número de víctimas no aumente durante la actual crisis económica, en la cual las personas son cada vez más vulnerables a esta práctica nefasta”, agregó.

Trabajo forzoso es el término utilizado por la comunidad internacional para denominar situaciones en las cuales las personas involucradas – mujeres y hombres, niñas y niños – tienen que trabajar contra su voluntad, obligadas por sus contratistas o empleadores, a través de, por ejemplo, la violencia y amenazas de violencia, o de medios más sutiles como la acumulación de deudas, la retención de documentos de identidad o las amenazas de denuncia ante las autoridades de inmigración. Estas situaciones pueden además incluir casos de trata de seres humanos y prácticas similares a la esclavitud, los cuales son términos similares pero no idénticos desde el punto de vista legal. La legislación internacional establece que exigir a alguien el trabajo forzoso es un crimen, y debe ser castigado a través de penas que reflejen la gravedad del delito.

Nota: Este artículo de fondo sobre la revolución egipcia es de seis partes, escrito por nuestro corresponsal en el Medio Oriente, Ricardo Izabá. Esperamos que lo disfruten, compartan y comenten.

Desde hace más de dos décadas, El Cairo cuenta con el primer sistema de metro subterráneo del continente africano y del mundo árabe. Éste transporta hasta dos millones de personas al día y cuenta con dos líneas principales que se encuentran en dos puntos. Uno de estos es la estación Al Shohadaa -Los Mártires- que hasta antes de la revolución llevaba el nombre de Mubarak. Sadat, es el nombre de la otra estación donde las líneas del metro se vuelven a encontrar; justo debajo de Midan Tahrir -la Plaza de la Liberación- el epicentro de la revolución egipcia que en el mes de enero cumplió su primer aniversario.

Leer más...

Más artículos...