La profesión de abogado/a, según la conocemos en los tiempos modernos, puede encontrarse en su fase final.  Puede ser una larga agonía o una profunda transformación. Una cosa o la otra, es el resultado   del impacto  de la revolución de la información.

Como todo trabajador -  físico o intelectual -, la relación del abogado con la máquina y la tecnología determina su relación social, su producción y su desarrollo.

Toda revolución económica – desde los inicios de las civilizaciones, pasando por las industriales, hasta ésta que se denomina  de la información – implica vínculos estrechos entre las personas y las máquinas.

Las invenciones de máquinas para cultivar la tierra, recoger sus frutos y luego convertirlos en materia prima para las industrias, acompañan y definen cada evento revolucionario. A la par de toda revolución, hay progreso y también desintegración. Marx y Engels, en el Manifiesto Comunista, lo expresaron en una oración magistral: “Todo lo sólido se desvanece en el aire”.

Leer más...

     Las elecciones son el supremo ejercicio democrático, dicen los doctos y algunos surrealistas de la mentira. Desde Grecia (donde había una democracia de pacotilla) estamos escuchando ese argumento poliédrico y tramposo.  La democracia es y será la palabreja que nunca pasa de moda.  Aquí y ahora, en la tierra de la antidemocracia asumida y enarbolada, se desgañitan (pronunciándola) los políticos y sus huestes.  Tiempo de  peste y elecciones. Circo y ajedrez cantinflero.

Leer más...

Hoy es 23 de Abril de 2020

Un día más de la victoria celebrada

Por la Peste Coronavirus – Covid19

Que, como un Dios maldito de las guerras

Se lleva a los ciudadanos a su santa gloria

Muertos llenos de pena.

Bellamente, le digo a mi esposa:

-Saca la bota María que me voy a emborrachar

Pues es Fiesta de nuestra Comunidad Castilla y León

Leer más...

¡Oh luz gozosa de la santa sangre

Del Cerdo, el Cochino, el Lechón, el Marrano

El Gorrino, el Puerco, el Gocho

Terrenales, inmortales ¡

Qué gozada al llegar el Día de la Matanza

A su hora del sol salido

Entre la 9 y las 10 de la mañana

De los meses más fríos del año

Contemplando al matarife

Leer más...

Fue un verdadero aliciente que el candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático hiciera expresiones de apoyo a la importancia de la Universidad de Puerto Rico, hecho que demuestra que la tiene como prioridad en su agenda de trabajo. El alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri se compromete con estas palabras a endosar a dicha institución en momentos en que ha sido amenazada de ser llevada a una quiebra. 

Leer más...

Siete años había esperado el niño

Para jugar con el Diablo, la Bruja y el Juglar

Con los que soñaba

Y a quienes adoraba.

Ahora, que sus padres le obligaban

A tomar la Comunión de la religión de Dios

Él se negaba, y decía:

-No quiero, no quiero

Tomar esa Comunión de Dios

Porque son muy malos esos servidores de Dios

Que sirven al rey y al Becerro de Oro

Y no tienen inclinación a la Fraternidad

A la Libertad, al Arte ni a la Imaginación.

Todos ellos viven y hacen el mal

Revestidos de la piel de Inquisidor.

Ellos persiguen e insultan al Diablo

Porque tiene el cutis rojo de la Pasión

Un cutis quemado por el rayo del Sol

Con un corazón se Amor

Que brilla en la punta de su blanca lengua

Lengua inmaculada sembrada en su paladar

De verdadero Amor.

Su Palabra es la verdad

Por eso le persiguen e insultan.

Él es la Vida, es el Camino que nos guía.

¡El Infierno es una fiesta de gozo y amor¡

Que so dicen las Artistas

Y los cantantes de Rock.

Yo amo, también,  a la Bruja de labios rojos

Y un poco bizca, sí

Que por senderos y caminos

Va sembrando sus palabras de Adivina

Curando males con sus frutos de esperanza

Siendo Amor que protege a los críos

Y cobija en su casa apartada

A quienes son perseguidos por no creer

En embustes y patrañas de la Religión.

La Bruja es elixir  que refresca

Es pan que da la Vida

Y esperanza del que no encuentra su camino

Que por eso la chamuscaron en la hoguera

Los defensores del odio y la represión.

¡La Bruja, mamá y papá, por todos murió¡

También amo, y mucho,  al Juglar

Que cantaba alegre en Palacios y Castillos

Por Villas, cuadras y corrales

Amores bastardos de reinas y caballeros

Amores de hembra y de varón

Y se llevaba a la Feria de los Amores

A príncipes y jóvenes comunes

A tomar y dejar zagalas

Detrás de aquel castillo o palacio

Aquel humilladero, aquella ermita.

Sí, este bello Juglar de labios rojos

A quien, por cantar

Contra los curas sacrílegos

Que a la husma le van a los críos

Y en su sangre machan sus hostias benditas

Le desterraron del lugar

Teniendo que mudar a otro país o nación.

-Mamá, papá, lo siento

No voy a hacer la Comunión.

¿Me estáis escuchando?

 

 

Más artículos...