Dom09222019

Last update09:51:47 AM

Resurge pugna por reforma fiscal en Puerto Rico

  • PDF

San Juan- La pugna entre el gobernador Alejandro García Padilla y algunos diputados oficialistas resurgió ayer en torno al proyecto de ley que incrementa el Impuesto al Valor y Uso (IVU) de 7.0 a 11,5 por ciento.

El mandatario envió antenoche la medida legislativa, en la que se establece una transición de nueve meses hacia un Impuesto al Valor Agregado (IVA), derrotado hace varios días por seis diputados del gubernamental Partido Popular Democrático (PPD), que unieron sus votos al opositor Partido Nuevo Progresista (PNP).

La medida debe aprobarse con urgencia, pues es el primer paso hacia la aprobación del presupuesto para el año fiscal 2015-2016, que entra en vigor el 1 de julio próximo, con una reducción de 600 millones de dólares con respecto al actual de nueve mil 565 millones.

Esto obligará al gobernador a hacer recortes en diversas áreas debido al déficit fiscal de mil 100 millones que afronta Puerto Rico.

García Padilla necesita que se sancione la medida para poder recurrir al mercado de bonos con un préstamo "trans", a corto plazo, que permita la operación del gobierno hasta abril de 2016, según reconoció el ministro de Hacienda, Juan Zaragoza.

Cuatro de los seis diputados oficialistas, Luis Vega Ramos, Luis Raúl Torres, Manuel Natal y Luisa Gándara, ya advirtieron al gobernador que los acuerdos alcanzados la semana en la reunión de la Conferencia Legislativa del PPD no establecen dar paso automático al IVA, que consideran perjudicial para la mayoría de los ciudadanos.

Los parlamentarios reclaman que se regrese a un arbitrio general en los puertos, luego de un proceso de estudio en conjunto con los grupos multisectoriales para establecer un consenso de país.

Afirmaron que el aumento del IVU de 7,0 a 11,5 por ciento "no es, ni puede ser, una solución permanente a los problemas estructurales y los retos fiscales que enfrenta el Estado Libre Asociado", sistema que impera desde 1952 bajo el tutelaje colonial de Estados Unidos, que invadió a esta isla del Caribe en 1898.

Este incremento allegará fondos adicionales al fisco de manera inmediata, pero temporal, brindando suficiente espacio para continuar con el análisis del arbitrio general en conjunto con otras propuestas de justicia social como la renegociación de la deuda, el impuesto a las megatiendas y a las empresas foráneas, aclararon en una misiva enviada anoche al mandatario.

La nueva tasa durante el periodo de transición será de 10 por ciento para el gobierno central y 1,5 por ciento para los municipios, cifra esta que se mantiene invariable.

Además, a partir del próximo 1 de octubre y hasta terminar el periodo de transición en abril de 2016, los servicios entre negocios y los profesionales que actualmente no tributan, pagarán una tasa intermedia de cuatro por ciento.

Si entra en vigor el IVA, de prevalecer la postura del mandatario, los servicios de educación y médicos, las medicinas, los alimentos, la materia prima, y rentas comerciales y residenciales estarán exentos.

Además, se modificará la aplicación de la contribución alternativa mínima para las compras entre entidades relacionadas, práctica conocida como precios de transferencia.

rc/nrm

Crédito foto: David Esteban Rojas , Wikimedia Commons, bajo licencia de Creative Commons (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/)