Vie09222017

Last update04:05:48 PM

El presidente Barack Obama y Oscar López Rivera

  • PDF

La Constitución de Estado Unidos, en su Artículo II, SEC. 2, establece que el presidente “tendrá el poder de conceder indultos y perdones en los casos de ofensas contra Estados Unidos excepto en los casos de personas condenadas en un juicio político.” Algunos tribunales federales han concluido que el presidente puede otorgar indultos de forma condicionada. Las personas indultadas de esa manera no pueden rechazarlo, aunque deben aceptar cumplir ciertas condiciones. Este es el marco jurídico que regula la facultad del presidente para condonar penas o indultar prisioneros. Muchos presidentes de esa nación desde George Washington, han otorgado indultos a los prisioneros, que por distintos motivos están encarcelados.

El caso que nos ocupa es del puertorriqueño Oscar López Rivera, prisionero político hace más de 34 años. Oscar es el prisionero político más antiguo del mundo. Su delito, luchar por la independencia de Puerto Rico. Oscar fue acusado de tratar de derrocar el gobierno de Estados Unidos por la fuerza, o sedición. Años más tarde se le añadieron 10 años a su condena por un caso fabricado de tratar de escapar de la prisión. Oscar siempre ha estado vigilado muy de cerca por guardias de las distintas prisiones en que lo han mantenido cautivo. Durante los primeros 10 años de prisión, no se le permitió visita alguna aún de sus familiares más cercanos. Oscar ha sido torturado y vejado en múltiples ocasiones. Además lo mantuvieron por muchos años en las peores mazmorras el sistema penitenciario de Estados Unidos. López Rivera nunca cometió delito alguno que involucrara la muerte de algún ciudadano. Se le condenó por sus supuestos vínculos con la FALN, organización puertorriqueña que sostenía que la lucha armada entre otras, era una forma de lucha para alcanzar la independencia de Puerto Rico.

Por presión ejercida por el pueblo puertorriqueño, el presidente Clinton en el año 1999, ofreció indulto a varios prisioneros políticos de Puerto Rico, incluyendo a Oscar.

Oscar rechazó el mismo ya que no incluía a todos los prisioneros políticos puertorriqueños. Los otros prisioneros ya están libres y sólo Oscar permanece prisionero como una forma de venganza del imperio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió en Puerto Rico que “revisaría su caso” en momentos de su visita cuando era candidato a la presidencia. Nunca se ha pronunciado sobre este asunto.

En Puerto Rico, la sociedad pide su pronta liberación. El gobernador de Puerto Rico, se encuentra entre los que han solicitado al presidente Obama, su inmediata liberación. Además fue a visitarlo a la prisión con motivo de su solidaridad. Otras instituciones de la Isla, como su Legislatura, el Comisionado Residente en el Congreso de Estados Unidos, la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, diferentes autoridades de otras iglesias, universitarios, estudiantes y profesores, el movimiento sindical, artistas, partidos políticos y periódicos de la Isla, la sociedad civil, el Colegio de Abogados y otros colegios profesionales, en fin toda la sociedad puertorriqueña en general ha solicitado la libertad de Oscar. Además de todas estas instituciones se han unido al coro de voces que solicitan del presidente Obama la pronta liberación de Oscar, el presidente de Cuba, Raúl Castro y el ex presidente Fidel Castro. Igual medida han tomado Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, Pepe Mújica, ex presidente de Uruguay y Nicolás Maduro presidente de Venezuela.

En la Organización de las Naciones Unidas y en la Comunidad de Estados Independientes de Latinoamérica y el Caribe (CELAC) se ha escuchado la voz de Puerto Rico solicitándole a el presidente Obama, la inmediata liberación de Oscar López Rivera.

Durante la Conferencia de los Pueblos, celebrada en el 2014, en Panamá, con la presencia de más de 3,500 delegados y que se celebró paralela a la Cumbre de las Américas, se aprobó por unanimidad una resolución presentada por los delegados de Puerto Rico, en que se pide al presidente Barack Obama, la completa y e incondicional liberación de Oscar López Rivera.

Cuando comparamos la visita del presidente Obama, a Nelson Mándela, nos llena de rabia la hipocresía de este primer mandatario que mantiene en prisión al prisionero político más antiguo del mundo.

En la Ciudad de Panamá se constituyó un Comité, representativo de la Sociedad panameña, Pro liberación de Oscar López Rivera. El mismo está comprometido con hacer propaganda en Panamá y a nivel internacional Pro la liberación de nuestro prisionero político. Este Comité es coordinado por la socióloga Briseida Barrantes Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Todos y todas los(a) s puertorriqueño(a)s esperamos contar con Oscar en su patria, la cual un día será libre y soberana.

Continuaremos la lucha por el ideal, tal como lo hicieran Simón Bolívar, Eugenio María de Hostos, Ramón Emeterio Betances, José Martí y Gregorio Luperón.

Crédito foto: Pete Souza, www.pixabay.com, bajo licencia de dominio público