Jue12122019

Last update10:40:26 AM

Editorial: Sin agua, con balas y sin dirección del gobierno

  • PDF

altEn medio de toda algarabía que se vive hoy en América Latina, la ciudad de San Juan, Puerto Rico, lleva más de dos días sin agua potable, producto de una avería, la cual se convirtió en una segunda avería, y la cual al momento de publicar este editorial, se podría convertir en la tercera avería. No hay agua. Pero lo mejor es que más allá de comunicados esporádicos por las redes sociales, nadie ha dado la cara formalmente. La economía de San Juan se ha detenido, y la gente en sus hogares se ven imposibilitados de tener una vida normal durante el fin de semana, que a su vez es largo pues el lunes es feriado.

La falta de agua se suma a que durante la madrugada de hoy domingo, en el distrito de Santurce, hubo más de una balacera, tal vez tres o cuatro, y al momento de publicar este editorial, nadie de la Comandancia de San Juan, ha respondido, ni explicado qué paso durante la madrugada.

En los dos incidentes de vida cotidiana para la ciudad capital de San Juan, nadie del gobierno estatal o municipal, ha respondido. Nadie explica oficialmente cuál es la situación para los capitalinos, y menos aún, cuánto tiempo estos deben de soportar la situación.

Es momento de exigir un mejoramiento de la calidad de vida en San Juan. No es posible que nadie se preocupe por las condiciones más mínimas de la vida diaria, que es tener agua potable. Si el gobierno no responde, y tanto el estado como la empresa privada, no provee soluciones a problemas cotidianos, debe surgir una respuesta de corte popular o comunitaria que satisfaga las necesidades de la gente. Es momento de organizarnos para resolver problemas concretos de la vida diaria, como la falta de agua, la falta de seguridad, la falta de transporte público y gratuito a las islas municipio de Vieques y Culebra.

Es momento de ponderar volver a la calle, para exigir una mejor calidad de vida.

El Post Antillano