El A, B, C de hacer política en Puerto Rico: ¡todo se repite!

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Soy espectador, como el resto del país. No milito. Colaboro con algunos. Ahora bien, cada cuatro años en Puerto Rico , desde el 2004 de forma consistente, surge un nuevo partido político o movimiento social que desea hacer política, y todos se proclaman que lo van a hacer distinto.

No obstante, la diferencia es el nombre. Al día de hoy, luego de 16 años de partidos tan diversos como el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico, hasta el Partido del Pueblo Trabajador, o más recientemente, el Movimiento Victoria Ciudadana, todos van replicando la misma postura: el llegar al poder, cueste lo que cueste. En este sentido, no hay diferencia con los llamados partidos tradicionales que incluye hoy al Partido Nuevo Progresista, al Partido Popular Democrático y al Partido Independentista Puertorriqueño.

En este sentido, el más reciente, el MVC, nos indicó en una de sus asambleas de hace unos meses, que habrían de ser distintos en forma y contenido. Esto incluye, el proceso de selección de sus candidatos a puestos electivos. Así no más todo comenzó con Manuel Natal proclamando su candidatura para la alcaldía de San Juan, y continuó en el día de ayer con Alexandra Lúgaro proclamando su disponibilidad para correr como gobernadora por dicho movimiento/partido. No he visto la asamblea pero ya hay muchos candidatos autoproclamados para una posición.

Forma y contenido vuelven a chocar. Una vez inventamos un partido político, reproducimos las mismas prácticas de los otros, tal vez menos democrático participativas, pues en los viejos partidos hay primarias en muchos puestos, y en los nuevos partidos simplemente hay voluntad individual. Lo que si es que deja toda la situación con el sentimiento de que nada cambió.

En fin, que es momento de mirar desde lejos la política partidista en Puerto Rico, y regresar a la experiencia social de julio del 2019, y sus secuelas de asambleas de pueblo u otras formas de participación social directa. Hay que aprender de otras formas y maneras de hacer política en Puerto Rico. Pensemos.