Conversaciones con Aurelia del escritor Daniel Torres presenta a través de sus personajes la variedad y complejidad del demi monde queer. La pluralidad sexual masculina encarnada en once personajes —intérpretes, los llama el autor— se refracta en gamas y grados; desde la draga consumada hasta el “macho original”. Es un palimpsesto de preferencias sexuales que rectifica con seriedad y humor la sexualidad heteronormativa masculina.

Leer más...

Debí amar las palabras;

por ellas comparé, con cualquier dimensión del mundo externo:

el mar, el firmamento,

un goce o un dolor que al instante morían;

y en ellas alcancé la raíz tenebrosa de la vida.

Francisco Brines, Premio Cervantes 2020

 

Leer más...

“Por falta de fantasía

  Se miente más de la cuenta

  También la verdad se inventa”

- Antonio Machado

    Conocí a Carlos Raquel Rivera en el verano de 1977, en uno de esos viajes que organizaba  Viajes Girasol. En esos días Carlos Raquel había sido arrestado por bajar en el Fuerte Brooke, la bandera norteamericana  y subir la del Grito de Lares. La primera plana de El Nuevo Día decía: ¡Arrestan Excelso Pintor Boricua! Nacido  en el Barrio Rio Prieto de Yauco, un 4 de noviembre de 1923, como otros distinguidos maestros del arte puertorriqueño provenía de circunstancias humildes que le presentarían serios retos para realizar sus ambiciones y sueños.

Leer más...

La poesía siempre busca un lugar donde anidarse, donde posar su ala protectora, soñadora o transgresora. Esta vez he visto la luz en la poesía del chileno Tito Figueroa Valdés, Titolaire. Sus poemas me han cautivado desde el primer verso porque logra provocar en el lector una pluralidad de emociones intensas. En una cofradía poética y apostando a su gran poesía, les comparto el prólogo que escribí a su primer libro publicado en Amazon Kindle, “Poemas destilados”. Espero dejarles, sin traicionar su grafito, una muestra general de esta fascinante poesía.

 

Leer más...

El perro, si es que así le podemos llamar a su nave espacial, lo llevó allí siguiendo el rastro de las momias. Urlo, como no encontraba epitafios ni encima, ni cerca de los sarcófagos, los consideró dioses y acercó su ojo arqueológico para conocerlos desde la memoria de sus células.

Sus colores eran significativos porque habían conseguido matar a un tal Diablo, y esta parecía ser la causa del privilegio para su descanso eterno entre las estrellas. Las momias comenzaban a revelarle que habían sido objeto de intentos de silencio tales como persecuciones y aislamientos, pero la condena a muerte después de la muerte por el exilio espacial era más segura, según las autoridades. La momia I-9R8-I-7 contenía múltiples cintillos de identificadores ajenos e integrados en su ADN cerebral. Por ejemplo, el de un hombre llamado Jacobo que destacaba por su insistente y amplia visión de un mundo sin dinero, sin usura, sin comercio. Urlo intentaba comprender estos conceptos muy ajenos a él, por lo que decidió dedicarle más tiempo de su visita al asteroide de las momias espaciales.

La reactivación racional alegaba que, como consecuencia del asesinato del Divisor, las autoridades se habían visto forzadas a actuar de dos maneras: Primero creando, a corto plazo, otros agentes mediáticos que los ayudaran a someter a los que dudaban de la inevitable posdecadencia del pensamiento humano; y, en segundo lugar, acelerando la construcción de mausoleos asteroidales para eliminar los de la faz de la Tierra ya que habían dejado al mundo con un Dios sin propósito aparente. El Uniestado invirtió dos lustros de su inteligencia militar para alejar toda posible réplica de ADN de los condenados. Los humanos estaban divididos en sus opiniones al respecto, pero la mayoría deseaba que se los expulsara del planeta.

La propagación de una estructura de evolución constante hacia la paz, con tecnolaberintos de espiralado crecimiento, había sido el generoso plan de los proscritos. Urlo percibió, entonces, que aquellas momias no eran dioses, sino seres cercanos a la música emergente del universo; personajes mesiánicos sin la capacidad de una resurrección; en fin, casos de anomalías dentro de un patrón genético estático; y, se las llevó consigo para su colección de mundos prescindibles, extraños, recusables.

Eva Laura 

Leer más...

Egipto fue la joya de nuestro viaje por el Medio Oriente no empece la visita a la espectacular ciudad antigua de Petra en Jordania y a los sitios históricos de Tierra Santa en Israel y Palestina.

Egipto es un país fascinante. Tomamos un crucero de tres días por el río Nilo, el más largo del mundo que termina en la antigua Tebas, ahora llamada Luxor, una población singular que recorrí a pie. Durante el trayecto del crucero atravesamos numerosos sitios históricos de Egipto, en algunos de los cuales hicimos escala.

Leer más...

La página de su cuaderno seguía en blanco. Todos los días era el mismo ritual; iba a su biblioteca, miraba entre los anaqueles y ojeaba los libros que descansaban sobre la madera de cedro. Repasaba sus títulos, el orden en que estaban colocados, sacaba uno del estante, lo olía, acariciaba, trataba de recordar dónde lo había comprado y luego, lo devolvía a su lugar. Siempre se detenía en uno en particular porque le atraía aquella edición francesa de 1913, donde se combinaban en la portada el color gris con un fino estampado de flores rojas. Flores de penitencia así se llamaba el texto que la atrapó desde aquella vez que lo vio en la Librería de Ávila en Buenos Aires. Recordó que el encuentro entre ambos no fue casual ya que ir a Buenos Aires y no entrar en una librería antigua, era como viajar a París y no subir a la Torre Eiffel. Por lo menos, así lo creía ella.  Insistía que ir a Buenos Aires y no asistir a una obra teatral, era lo mismo que estar en Broadway y pasar de largo sin mirar sus teatros. Por eso, la noche anterior a ir de librerías, decidió entrar al Teatro Ópera en la Avenida Corrientes para disfrutar de una obra. Aunque suene absurdo, fue en Buenos Aires que vio el musical Los miserables.

Leer más...

Son mis Mosaikus

caricias mañaneras

para el alma.”

 

El 2020, fue un año muy difícil para toda la humanidad. Ya es sabido que, en Puerto Rico, inició con un terremoto, y a partir del mes de marzo, nos sorprendió una pandemia llamada COVID-19, que nos confinó a nuestros hogares y tuvimos que adaptarnos a distanciarnos físicamente de los seres amados. Sin embargo, a mí, ese confinamiento me motivó a escribir varios microcuentos donde pude expresar lo que sentía:

Alas rotas

 

Leer más...

Más artículos...